sábado, 9 de marzo de 2013

La mirada de mi madre. Poema.


La mirada de mi madre.

 Leonardo Gutiérrez Berdejo


Mirada penetrante, altiva y en ocasiones serena

otras veces amorosa y a menudo vivaz.

A ratos cariñosa y a ratos indagadora.

Otras veces de mirada preocupada

y también fugaz.

 

Preocupada de la vida.

no la de ella sino la de nosotros diez.

Éramos doce, quedamos diez.

siempre le dolió la partida de dos. Nada se pudo hacer.

 

La vida le ha enseñado a ser valiente y… paciente.

observadora fiel de todos.

parece ser que a su mirada nada  escapa.

 

En ocasiones me parece verla, frente a mí.

Sonriéndome,

pero a ella nunca le parece.

Siempre, a cada instante me ve, perdón… nos ve.

con ternura, con amor, como preguntando ¿qué te hace falta?

no tengo qué responder.

 

Su mirada para todos es así: generosa y amplia,

incapaz de mentir,

como si a todos estuviese preguntando: ¿Qué te hace falta?

a veces esto es incomprendido. Pero ella es feliz.

 

A veces su mirada es grave y honda, pero nada de temer.

y en algunas tardes su mirada es profunda y reflexiva.

parece una mirada perdida pero no, no lo es.

es una mirada despierta y viva,

con deseos de aprender.

 

Profunda como el mar y lejana como el firmamento,

pero, a la vez, cercana y es tibia, como el abrigo y la piel.

Como ciertos amaneceres su mirada se vuelve infinita...también como el mar.

y se confunde con la gente de este pueblo que la vio nacer y amar.

 

Pero yo estoy seguro de que siempre su mirada es de madre

como son todas las miradas de madre…llenas de amor,

como son las miradas de todas las madres de este rincón del mundo,

como es la mirada de los que se aman.

Como es la mirada de Dios.

1 comentario: